martes, 24 de junio de 2014

Sólo soy yo.

   Y vino Madre Tierra ante mis ojos a enseñarme sus heridas, y yo, ante la magnitud de tanta barbarie,  sólo miré y quedé sin hacer nada. Al cabo de los años en un futuro próximo quizás mi nieto me pregunte qué eran los arboles, el bosque, un río, los animales, la naturaleza, la nieve, los paisajes y un largo compendio de cosas que yo sí he disfrutado y él no podrá hacerlo -porque yo no hice nada-. Puede sonar a historia absurda y demagoga pero si algún día me ocurre sólo yo tendré la culpa, sólo yo y sabéis porqué, porque sencillamente no hice nada, me limité a vivir sin hacer nada y no tendré repuesta para contestar, quizás las lágrimas fluyan hacia  mis ojos pero eso no contestará el porqué no hice nada.

1 comentario:

  1. Hay tristeza en estas letras Paco.
    Un abrazo y feliz martes.

    ResponderEliminar