viernes, 30 de agosto de 2019

Solo era un camino



El paso obligado marca el destino
a sabiendas de la nulidad
de los aranceles pagados
que son satisfechos 
con la prebenda de la desidia
que te direccionan hacia un final,
que por ser meta,
asemeja algo parecido a un camino.
Al que mirando hacia detrás,
quedas en la duda 
de si el trazado era tuyo
o solo la sombra de ese paso,
en el que el deambular,
es tan sencillo 
que conlleva emplazado
a tu espalda, tu sino.

viernes, 9 de agosto de 2019

cosas que me salen...

No comprendo este mundo en el que me ha tocado vivir,
tampoco mi razón de ser a bordo de este barco,
en el que navegar, es tan fácil como dejarse llevar.
¿Qué somos la generación basura? Ahí está.
La mitad no asentimos con la cordura,
la otra -mitad- se pasa todo el día en el sicólogo
y tú, ¿tú dónde estás? Sálvame ahora o déjame llorar
con mi silencio, en mi intimidad, en mi ignorancia.
A mi paso, la acera, llena de cartones, delata su utilidad:
el sudor de la noche no ha hecho menoscabo
y el frío de la incomprensión se materializa
en las miradas que buscan algo de humanidad;
ellos se han dejado llevar y tú, tú solo observas
sin llegar siquiera a mirar para no ver.
No, no me gusta este mundo porque no es mío,
mi mundo se viste temprano, en la amanecida,
cuando el sol refleja su luz en la inocencia
de tu boca que busca mis labios y la mía tu lengua.

miércoles, 17 de julio de 2019

Homenaje a la Virgen del Carmen 2019



Os dejo mi poesía dedicada a la Virgen del Carmen en el homenaje que se le hizo a la Virgen en el Museo del Mar. Evento que por segundo año consecutivo la Cofradía de Pescadores ha tenido a bien invitarme para leerle a la Virgen Guapa. Espero que os guste.

Homenaje a la Virgen del Carmen 2019



Trazos al aire de mi infancia y vivencias. 

(cuarteta, silva y estrofa endecasílaba con rima encadenada) 



Dibujo trazos en mi alma 
de los recuerdos vividos 
sacados al aire en calma 
como los sueños cumplidos. 

Echo la vista atrás, 
el cine Brasilia, tu romería 
no olvidaré jamás 
pues pasmado veía 
al niño Jesús, y me sonreía. 

Trazo lentos círculos con mis manos 
en estas aguas de mi mar menor 
a mi mente regresan los veranos 
de mi infancia con todo su fulgor 
en coloridos amores tempranos 
que perfuman a rocío de flor 
abriendo mis sentimientos cristianos 
para mostrarte en todo tu esplendor. 
Mi virgen guapa, tu hijo entre tus manos, 
quedas las faenas del pescador 
para dar testimonio a los humanos 
de su estrella, su fiel guía interior, 
su ninfa en los paraísos murcianos 
donde habita y entrega su sudor. 
A hombros en romería, los hermanos, 
acompañados del patrón mayor 
te ensalzan en vítores, los marianos. 
Déjame que te mire con fervor 
mientras en cofradía te alabamos 
y que anide tu verdad con ardor 
en estos siervos que son tus paisanos 
que te quieren con verdadero amor. 

viernes, 5 de julio de 2019

Virgen del Carmen



Vuelvo a mirar en tus ojos
los sentimientos que afloran
en la enconada lucha, hombro con hombro,
de los fieles a su señora.
Las salves de grana y oro
se declaran en sombras
de pañuelos y llantos rotos
mientras llueven pétalos de rosas.

¡La Virgen guapa y su retoño,
vuelve a salir la más hermosa!

A la niña de mis ojos,
la llevan en volandas
los pescadores y mozos
cantando en fe piadosa
tu salve marinera entre sollozos
y el corazón latiendo viento en popa.

!Que viva la virgen guapa
que tiene a los pescadores
bajo su regazo cada mañana
para que vuelvan como quijotes
llenando su corazón de esperanza!

miércoles, 22 de mayo de 2019

Quiero cambiar mi planeta

Este poema se lo dedico a los niños de tercero de la ESO del colegio El Recuerdo de San Javier en la provincia de Murcia, pues esta misma mañana han contactado conmigo por móvil (seguramente de su profesora) para pedirme, entre todos los niños, que compartiera con ellos mis escritos versados sobre el medio ambiente. Así que sin dudarlo me he puesto manos a la obra y les he "cocinado" este poema libre sobre nuestro planeta, espero que les guste tanto como a mí me ha sorprendido su llamada de hoy. Un abrazo y que sepáis que tenéis mi permiso para poder disfrutar de este poema como vosotros queráis. Estoy siempre a vuestra disposición para compartir con vosotros mis escritos.

 
Margaritas, Flores, Bouquet

Quiero volver a mirar la tierra
con los ojos de un niño,
regresar para ser alma de bosque,
yacer en la cresta del oleaje
que esculpe los acantilados
y mirar, mirar para ver, 
cómo renace mi verde;
dormir en la noche estrellada
meciendo la corona de los árboles,
regar sus raíces, verlo de pie
aferrado a la vida, vida de fe.

Quiero volver a ser monte,
esa montaña del horizonte 
que se hace camino a mi paso
con el rico sabor a miel
y ese grato olor a campo. 

Quiero cambiar mares de plástico
por extensas praderas de Posidonia;
ese negro humo de fuego rancio
por bruma blanca de rocío;
los paisajes de tierras yermas 
por ricos bosques multicolor
de rosas rojas sin espinas,
sin lágrimas, sin dolor. 

Quiero jugar a ser niño,
y pisar la hojarasca 
para sentir el mundo
bajo mis pies, 
y jugar a ser niño...
una y otra vez.



sábado, 30 de marzo de 2019

Alguien me lo dijo.

¿Qué debes hacer cuando alguien te pide ayuda, que asistas a sus eventos, que le asistas en sus desvelos, que estés a su lado cuando te necesite y, sobre todo, que llenes los espacios para que no se queden vacíos ante los ojos de los demás y, cuando haces todo eso, a cambio recibes críticas a tus espaldas y gestos serios cuando te plantas delante de su cara y le miras a los ojos para declararte inocente de todo cargo en la displicencia del quehacer sin la premisa de prebenda?
Pues he aquí que tengo la respuesta pues "alguien me lo dijo":  "una retirada a tiempo es una victoria" a lo que yo añado: si pequé en los hechos que tu mirada me reprocha, doy por buena la retirada, que no huída, y, cuando necesites de mis servicios, volveré sobre mis pasos y te concederé el capricho de mi presencia, apoyo, sugerencias y todo aquello que tu consejo necesite; pero siempre con un pié atrás para poder recular si avanzo algo más de lo que tú consideras oportuno; en esa parcela que dirimes como propia y que sabes, en el fondo, que no es tuya y que tarde o temprano perderás; aunque no será por mí que nunca pedí nada pues solo ofrecí."


Desierto, Aves, Rapaces, La Naturaleza

miércoles, 27 de marzo de 2019

La ardilla


Un hombre se encuentra con una ardilla y se queda mirando fascinado porque llevaba una bellota entre sus dientes y se le quedó mirando fijamente sin soltar el suculento fruto.
El hombre, mostrando su mejor sonrisa de dientes blanqueados y relucientes, se le acercó para  acariciarla en un intento de hacerse amigo del animal.
La ardilla, sin soltar la bellota, salió  por patas y se subió a un poste de la la luz hasta alcanzar la trenzada y, cuando se vió en la seguridad de las alturas, se quedó mirando al hombre sonriente mientras pensaba:" Tú enseña los dientes que quieras pero la bellota es mía".




Lindo, Mamíferos, Naturaleza Viva, Gris