jueves, 1 de noviembre de 2018

Halloween 2018


Os dejo el relato que leí anoche en el Museo del Barón de Benifayó, en el evento de relatos de Halloween 2018. Espero que os guste:





Buenas noches, hoy quiero hablaros del Tontolpijo, bueno, en realidad es mi amigo Juan; aunque no sé si llamarlo amigo porque por culpa de Juan estoy muerto, sí, como oís. Morí en el campo de tiro, pero muerto, muerto, nada de eso que tienes que ir a ver el pulso en la yugular, ni en la muñeca, ni nada por el estilo. Bueno, será mejor que empiece la historia desde el principio para que sepáis de lo que hablo.
    Juan, el tontolpijo y yo, estábamos haciendo la mili juntos y como es un poco atolondrado;  lo que en Murcia decimos que le falta un hervor, pues  se pegó a mí como una lapa porque me daba lástima y lo defendía.
   Un día el sargento nos llevó en el jeep al campo de tiro; pues íbamos a hacer maniobras con fuego real, descargamos la munición y allí nos dejó, con la advertencia previa de que no tocáramos nada hasta que él llegara. Yo sabía que lo hacía para que nosotros no participáramos en lo del fuego real. Al sargento solo de pensarlo el cuerpo le hacía una cosa muy rara como si le diese la corriente.
  De lo que pasó tuve yo parte de culpa, ahora que lo pienso, porque al dejar una de las cajas de las granadas, la tapa de madera se deslizó, así que cogí una granada y mirando a Juan le dije:

    —Ves esto, pues si quitas esta anilla hace Pum —le dije mientras arqueaba mis brazos haciendo una elipse de explosión.

    De lo que no me había dado cuenta es de que Juan había cogido una granada también y cuando me disponía a dejar la mía en la caja, le oí decir:

    —Jajaja, qué grachiocho, chi quitas anilla hache pum.

  En cuanto lo oí... me quedé blanco.
  Yo ya sabía antes de mirar a Juan lo que había hecho y por supuesto lo que iba a suceder, así que  le miré a la cara,
esa cara de tonto que algunas veces no podía soportar e intenté decirle que la tirara lo más lejos posible, pero en el fondo sabía lo que iba a ocurrir: abrí mucho los ojos para ver si él se asustaba e intenté echar a correr pero Juan me lanzó la granada con su clásico "Tú la llevas". No me dio tiempo a más y aquello hizo Pum, pero pum, pum. Y a mí solo me salió una palabra: Tontolpijo.
  Ya sabéis porqué a Juan le cambiaron el nombre.
   Una semana entera estuvimos el tontolpijo y yo buscando nuestros huesos esparcidos  por todo el campo de tiro. Yo creo que cambiamos algunos de nuestros miembros en la frenética búsqueda porque cuando pienso en el tontolpijo y lo que ocurrió, en su mano derecha el dedo índice se queda tieso como haciendo una peineta.
   Desde entonces estamos juntos para agonía mía, y disfrute del tontolpijo. En el cementerio nos llaman el dúo calavera porque, yo menos, pero el tontolpijo siempre está metiéndose con las calaveras, les echa la zancadilla y cuando se descuajaringan al caer, el tontolpijo se parte de risa mientras comienza a colocarles los huesos; pero como es tonto, pero tonto, no lo hace bien y arma cada pifostio que las pobres calaveras se van muy cabreadas.
  El otro día le puso la zancadilla a una calavera de esas que dan cague solo de mirarlas, y la verdad sea dicha, a la calavera no le hizo tampoco mucha gracia y va diciendo por todo el cementerio que se va a vengar de nosotros, coño, perdón, si yo no le he hecho nada, pero como el tontolpijo siempre está pegado a mí, pues todos creen que somos los dos iguales.

  Hoy es día de difuntos y han preparado un "pasaje del miedo" al estilo de los parques temáticos nuevos, donde por cierto murió el bocarrana, que es quien lo ha organizado, murió de un susto que le dieron en un pasaje del terror y como gritó tanto la boca se le quedó encasquillada y no la puede cerrar, le sobrevino un infarto y la patata no aguantó así que murió de un susto, aunque él dice que también tuvo algo que ver su suegra, que le daba con el bolso para ver si reaccionaba y coño, ¡cómo daba la señora!
   Yo creo que esta fiesta la ha organizado para vengarse de todos nosotros porque, en cuanto se descuida, le tiramos de todo  a la boca y como no puede cerrarla, enseguida encestamos y se cabrea mucho dando saltitos de mal genio mientras las cosas se le van saliendo solas de la boca para delirio de todos.
   El tontolpijo y yo, vamos a ser los últimos en pasar por el pasaje del miedo, que empieza en la puerta de la entrada y termina en la replaceta del panteón del ángel negro, joder, es el mejor mausoleo de todo el cementerio, pero para visitarlo de día. Está coronado por un ángel negro con sus alas desplegadas y una espada entre sus manos que parece querer cercenar la cabeza a todo el que se acerca por allí. De noche da cague, pero cague, cague y, además, allí quieren hacer una fiesta que va a durar toda la noche.
   Yo estoy con la mía de que quieren asustarnos de verdad y, como el tontolpijo no se entera, no hace más que reírse y cogerme de la mano para que empecemos a andar después de que el último de los muertos se haya perdido de vista en la primera curva y los gritos de susto se van diluyendo en la noche.
  Así que aquí estoy con el tontolpijo que tiene cara de cagado pues han apagado las farolas y han encendido velas por todo el recorrido "para meternos en ambiente" según nos han dicho, pero no me fío mucho así que andaremos con cuidado.
   En cuanto han apagado las farolas, el tontolpijo se me ha cogido a la pernera del pantalón y casi hace que caigamos de bruces los dos, estoy intentando que me suelte pero no hay manera. Así qué, como si tuviese la pata de palo, comenzamos a andar mientras todos han desaparecido...
  Se ha metido un aire racheado que hace oscilar a los cipreses muy despacio provocando que las llamas de las velas se vayan modulando de un lado a otro proyectando sombras que dan mucho cague, y el tontolpijo, lejos de soltarme la pernera del pantalón más me agarra y, sin querer, me ha metido un pellizco de burra, que me he cagado en "to sus muertos" mientras de entre las sombras ha salido el enterrador con una chistera en su cabeza, vestido de negro y arrastrando su pala por el suelo haciendo un ruido ensordecedor.
  Nos ha faltado curva para salir pitando de allí y nos hemos estampado  contra una farola, joer, como está apagada, es negra y hemos salido a to pijo pues no la hemos visto. Yo creo que el tontolpijo se ha cagado encima, porque huele a muerto esfurriao.
   No paran de darnos sustos a lo largo del recorrido saliendo de todos lados mientras gritan;  la calavera grande, que nos la tenía jurada, cuando hemos pasado por al lado de una cerca de hierro forjado se ha liado a dar gritos mientras  pasaba entre los barrotes metálicos una pinza de batería que echaba chispas, joer con la calavera, nos ha dado un susto de muerte y hemos salido corriendo mientras mirábamos hacia detrás, cuando hemos vuelto la cabeza para seguir la senda ha aparecido un fantasmón grandísimo con una sierra eléctrica y nos ha perseguido por toda la calle, el tontolpijo se ha vuelto a cagar y casi me hace vomitar.
  Y así,  casi sin darnos cuenta,  hemos llegado a la replaceta del ángel negro.
  Cuando hemos llegado a la replaceta estaban todos alborotados y jadeando algo que no he entendido y aquí creo que es donde nos la van a jugar; porque de pronto todos se han callado, y estoy empezando a asustarme... hasta el aire racheado que mecía los cipreses se ha parado ralentizando todo como si quisiera unirse a la broma pesada que seguro nos han preparado, miro a mi alrededor y les veo las caras iluminadas por la luz de las velas, como a la espera de lo que va a ocurrir y algunos ya tienen muy abiertos sus ojos.
   Joder, he visto cómo el enterrador, con su chistera negra bajo el brazo, ha tirado de una soga... de una soga, joder ahora viene el susto... mi cuerpo se pone rígido solo de pensar en lo que va a ocurrir, no quiero mirar hacia arriba para ver lo que nos espera y cierro mis ojos, solo cierro mis ojos...

PUM (sonido estridente)

Y se despliega una pancarta que dice: Feliz  Haloween

martes, 16 de octubre de 2018

El Remo de Charón

Os dejo la crítica de mi libro El Remo de Charón -abajo os dejo el enlace- que ha tenido a bien hacer Francisco Javier Illán Vivas, en su blog acantiladosdepapel. Darle las gracias por su interés hacia mi persona. El libro podéis encontrarlo en la página de la editorial Circulo Rojo: https://editorialcirculorojo.com/el-remo-de-charon-relatos-de-la-parca/



https://acantiladosdepapel.blogspot.com/2018/10/el-remo-de-charon-de-francisco-ferrer.html


domingo, 30 de septiembre de 2018

Elecciones ya!


Foto: Mossos cargan contra independentistas para proteger la manifestación de policías. (EFE)



https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2018-09-30/independentismo-radicales-otono-caliente_1622880/

No soy muy dado a hacer entradas de política en mi blog, pues no en vano es un blog literario, pero no me puedo quedar callado ante lo que se ofrece a mis ojos.
Decía D. José de San Martín: "La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder", y nada mas acertado en estos momentos.
Sr. Sánchez -con todos mis respetos- convoque elecciones ya para no deteriorar más la imagen de esta España nuestra -y de todos- a la que usted ha sentenciado con su pacto bajo manga con los que precisamente quieren fracturarla. Y vea usted que no se lo exijo sino todo lo contrario: le animo a que lo haga en bien de esa España a la que usted quiere tanto como yo. No deje que esa soberbia le anime a seguir en un sillón al que jamás debería haber accedido. Al contrario de aquel al que usted ha sacado de malas formas de la Moncloa, le ha sobrado a usted soberbia y le ha faltado humildad, Sr. Sánchez hay que saber cuándo uno ha traspasado la raya roja y, usted, ha metido el pié de lleno al otro lado. Elecciones ya, o serán otros los que le van a obligar y no de buenas maneras.

domingo, 2 de septiembre de 2018

Donde residen los sentimientos: Rosario, la novela.



     "Cuando Paco da el portazo de salida, a Rosario le da un vuelco el corazón a la vez que su cuerpo se sobresalta. En su interior sabe que todo ha cambiado para siempre; cual presagio de mal agüero, un viento frío se levanta hacia la ciudad desde la sierra. Algunas nubes oscuras, como tizones, parecen haber esperado para dejarse ver y se van acumulando en torno a la Cresta del Gallo; las frías gotas de lluvia comienzan a tintinear en la ventana  abierta de su habitación y un escalofrío recorre todo el cuerpecito, aún doliente de la enfermedad, de Rosario. Octubre siempre marca la diferencia, en esta tierra de Murcia, entre el verano y el invierno, esta vez lo hace también para derrumbar la tolerancia y el entendimiento en una casa que estaba en la más mísera de las ruinas hace ya tiempo, solo que ellos no querían darse cuenta."

El miedo es el alimento de la intolerancia, nunca dejes que te domine. Rosario, la novela, es un soplo de aire fresco de esa montaña murciana que te hará vivir las emociones de amor y templanza màs profundas que hayas podido sentir nunca: disfrútalas.
Ya a la venta en:

https://fussioneditorial.com/index.php/rosario.html
Papelería Librería ARCO. San Pedro del Pinatar.


viernes, 10 de agosto de 2018

La novela del verano: Rosario.


Nunca antes has leído una novela así, cuando la leas habrá emociones desconocidas para tí en las que aflorarán las lágrimas para aplacar tu corazón, espero que lo disfrutes.

     «Cuando la muerte viene a visitarte en la adolescencia; solo hay un sentimiento capaz de anular el ostracismo y ser capaz de hacer que la vida sea tan bella como apetecible: el amor...»




 

Ya a la venta en:
https://fussioneditorial.com/index.php/rosario.html
Papelería Librería ARCO. San Pedro del Pinatar.





domingo, 8 de julio de 2018

Nueva novela:Rosario.


Amigos; tengo el placer de presentaros la carátula de mi nueva novela que, ahora mismo, está en imprenta. Os explico las imágenes: la foto de la portada es la propia protagonista con 16 años. En la contraportada la foto en blanco y negro es de su gran amor Joaquín. Es una novela que, aquel que la lea, le cautivará el corazón... y hasta aquí puedo leer, de momento. Un abrazo y en breve os pondré el enlace donde podéis comprarla, ya os adelanto que será en https://fussioneditorial.com/index.php/catalogsearch/result/?q=francisco+ferrer+carbonell,
os iré informando...

jueves, 3 de mayo de 2018

Pavesas de vida.

Hola amigos, os dejo el microrrelato que envié al concurso V Concurso de micros "La sal" de San Pedro del Pinatar. Espero que os guste. Una historia donde la sal debe ser protagonista en 150 palabras.

Pavesas de vida.


El silencio y las razones, olvidadas ya por el tiempo, han minado el amor de María y Julián pero los rescoldos hacen de las pavesas... vida.
    Un día, haciendo la cena, María mira el salero de forma coqueta y su cara se ilumina.
    Cuando llega Julián, se sienta a la mesa y mira con ciertas reticencias a María, que parece resplandecer esta noche. Cuando prueba la cena queda un tanto turbado por el sabor soso y dulzón. Mira a María que, sentada en aptitud un tanto turbadora, tiene el salero cogido entre sus gráciles dedos.
    —Me pasas el salero... por favor.
    María se levanta, le ofrece el salero y acaricia con su mano los dedos de Julián mientras le mira a los ojos.
    —Si lo aderezas, sabrá mejor.
    —Pues tendremos que poner un poco de sal cada día —contesta Julián mientras le da un beso.