miércoles, 10 de febrero de 2016

Traición

 El golpe ha sido muy fuerte, aún más soportarlo; pero lo peor ha venido después: no me has mirado a la cara. Y eso es lo que hacen los hombres, mirar a la cara. Los cobardes golpean sin mirar, lo hacen para lograr el máximo daño pero no quieren ver las consecuencias. Me has hecho más daño con tu cobardía que con tus golpes. La traición es así, cobarde y silenciosa.

4 comentarios:

  1. Sí, así es la cobardía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Rafael, la cobardía siempre es "cobarde" y dañina. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Son circunstancias en la vida que te hacen ver cosas así. Un abrazo amigo.

      Eliminar